sábado, 2 de agosto de 2014

BARRANQUERAS: ORIGEN DE SU NOMBRE







Antigua imagen del puerto Barranqueras






1.   Uno de los primeros documentos oficiales en los que aparece el topónimo “Barranquera” es En la memoria del Gobernador Napoleón Uriburu dirigido al Ministro del Interior del 12 de Setiembre de 1875: “Hablo de la conveniencia de construir un camino que, partiendo de la “Barranquera”o “San Fernando” (Chaco frente a Corrientes sobre la costa del Río Paraná) terminara en Villa Occidental.” No aparece en informes anteriores y la explicación entre paréntesis indicaría que su identificación era reciente.

2.  En el Informe de la Comisión Exploradora Fóster - Seelstrang de 1876, se describe minuciosamente el paraje elegido para fundar la colonia “Resistencia” y se señala que “…en tiempo de una creciente excepcional como la de 1857, aún el punto más elevado de esa costa, que es la barranquera de San Fernando, se inunda…, pudiendo entonces los buques penetrar directamente hasta los obrajes de San Fernando y de la Horqueta para cargar madera.” Este término vuelve a ser usado repetidas veces en el informe: “…a las 11,5 millas de una navegación penosa por las sinuosidades del río [Negro] se llega al puerto de San Fernando, embarcadero de gran cantidad de excelentes maderas que de los obrajes del Centro se traen a él o a la Barranquera.  Más adelante y al referirse a las condiciones para la navegación de buques de gran calado por el Paraná, señala que desde el Arroyo del Rey al Norte  “…hay sólo dos puntos que están en comunicación directa con el Paraná…, el primero es el Puerto de Reconquista y el segundo es el de la Barranquera de San Fernando…”.

 3.  Estos datos están corroborados por el mapa que acompaña al Informe, donde se consignan el Puerto de San Fernando sobre el Río Negro, el curso de este río hasta su desembocadura, el actual “Riacho Barranqueras” con el nombre de “Brazo de la Barranquera”, el sitio con el nombre “Barranquera” donde hoy se encuentra el Puerto, y las barrancas claramente señaladas en el contorno de la costa, desde la desembocadura del Río Negro hasta la altura del actual Puerto Vilelas.

4.  Posteriormente, cuando el lugar comienza a tener más importancia como sitio poblado y no sólo como lugar de embarque de las maderas de San Fernando, el topónimo se simplifica y comienza a ser mencionado en la documentación como “Barranquera”, sin el artículo “la” que lo acompañaba. Es el caso del informe del Administrador de la colonia Resistencia Jaime Sosa  de 1878 donde utiliza ambas acepciones: “El puerto de la Barranquera es en todo tiempo el más cómodo.” Y “Para el servicio del puerto, alojamiento provisorio de los colonos (…) es de mucha conveniencia una casa en Barranquera…



El puerto de Barranqueras actualmente
 5.  Desde el punto de vista lingüístico “barranquera” es sinónimo de barranca y barranco, aunque es un arcaísmo. Su uso era común en la documentación antigua. Así lo señala la escritora Berta Elena Vidal de Battini, (T. VIII Cap. IV de la Suma de Geografía, pp. 406-407) , quien menciona el uso de la palabra “barranqueros”, “barranca” y “barrancos” para describir las costas elevadas de los ríos Paraná y Uruguay en escritos de Rui Díaz de Guzmán (S. XVII), Félix de Azara (S. XVIII) y Alcides D’Orbigny. (S. XIX).

6.  Al principio este topónimo aparece en singular, como “Barranquera” hasta el año 1887 cuando en la Memoria del Gobernador Gral. Manuel Obligado al Ministerio del Interior aparece en plural:   “Existen dos Subprefecturas marítimas en este Territorio: una en ‘Puerto Bermejo’ y otra en ‘Barranqueras”. Este cambio pudo deberse a la intención de abarcar con ese nombre a toda la costa barrancosa de este sector del río y no sólo al punto de embarque.  En los informes posteriores se mantiene este uso,  designando al lugar como “Puerto de Barranqueras” En 1888 se lo bautizó como “Puerto Juárez Celman” en homenaje al Presidente de la República sucesor de Julio A. Roca, pero en 1892 recobra su nombre original. El hecho de que el uso del nombre en singular se mantenga desde su origen y por tantos años, le resta credibilidad a la versión que atribuye a la presencia en el lugar de mujeres lavanderas, “Las barranqueras”, como origen de esta toponimia.

7. Estas referencias documentadas nos confirman que el origen del nombre de la ciudad de Barranqueras, tiene directa relación con la topografía del terreno, en especial de la costa con altas barrancas aprovechadas desde muy antiguo para permitir que buques de cierto calado embarquen las maderas que se extraían en los obrajes de San Fernando. Y no contradicen el informe de los fundadores de la reducción de San Buenaventura del Monte Alto, Fray Antonio Rossi, Agustín Bertacca y Francisco Ristorto de 1864, que denominaron “Barranca de San Fernando” al lugar donde desembarcaron para recorrer la zona y elegir el sitio de la nueva Reducción, sino que confirma que ya en esos años el comercio de maderas de la zona se hacía por ese puerto natural.

 Informe para la Junta de Estudios Históricos del Chaco elaborado el 2 de Agosto de 2014.
Prof. Marcos A. Altamirano. Miembro de Número









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada