jueves, 2 de febrero de 2012

Meteorito "El Chaco"

 Proyecto de traslado del meteorito "El Chaco" a Kessel, Alemania.  


En el mes de diciembre de 2011 se sancionó en la Legislatura de la provincia del Chaco una ley por la cual se autorizaba al Gobierno provincial el traslado del meteorito "El Chaco" a la Feria Internacional de Arte "Documenta" a realizarse en la ciudad de Kessel, Alemania. Este traslado tenía por objetivo la exhibición de la pieza meteorítica -la seguna más grande del mundo con 33 toneladas- como parte de una instalación artística de dos artistas argentinos autores del proyecto. Este proyecto se conoció en el Chaco días antes de que fuera debatida y sancionada la ley y despertó una gran cantidad de críticas desde distintos sectores. Como representante de la Junta de Estudios Históricos del Chaco en la Comisión de Patrimonio Histórico y Cultural de la Provincia participé en varias reuniones, una de ellas convocada por el Sr. Gobernador Jorge Capitanich en Casa de Gobierno en el mes de Enero de 2012, donde expuse las razones y fundamentos que apoyaban mi negativa a avalar este traslado. También en esas reuniones cuestioné la forma sigilosa y confidencial con que se llevó adelante el proyecto, para hacerlo público a último momento, sin permitir la realización de un amplio debate público en un tema tan sensible a la conciencia de los chaqueños.
Noticia aparecida en el diario "Norte" de Resistencia, el
lro. de Febrero de 2012
El Sr. Gobernador Capitanich manifestó en esa oportunidad que ante la falta de consenso sobre la salida del meteorito con la finalidad expuesta, estaba dispuesto a replantear la cuestión y enviar un proyecto a la Legislatura para dejar sin efecto la referida ley. Finalmente y a requerimiento del Gobernador, la Presidenta del Instituto de Cultura solicitó a los distintos integrantes de la Comisión de Patrimonio que le hiciesen llegar los fundamentos de la inconveniencia del traslado, los que se exponen a continuación. Finalmente el día 1ro. de Febrero se conoció la noticia de la cancelación del traslado del meteorito "El Chaco" resuelta por el Gobierno de la Provincia y también por las autoridades de la Feria Internacional Documenta de Kessel, Alemania.


Fundamentos legales.

     El meteorito “Chaco”, como todos los que integran el acontecimiento cósmico denominado “Campo del Cielo” en la Provincia del Chaco es un patrimonio natural y cultural protegido legalmente, al cual se le aplican las normas que fija la Constitución Nacional en su Art. 41o: “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambiental”. Por su parte la Constitución de la Provincia del Chaco establece en su Art. 38º: Que las autoridades son responsables “…del resguardo de todos los cuerpos celestes existentes en el territorio de la provincia, los que son bienes del patrimonio provincial”. De estas normas constitucionales se derivan: la Ley 3563-Item. 10, que específicamente establece la protección a los aerolitos, los declara de interés público a los mismos dentro del territorio provincial, fija la restricción del dominio, y que sólo puede ser autorizado su traslado en casos excepcionales mediante un ley sancionada por la Legislatura Provincial. La Ley 3911 sobre defensa de intereses difusos y colectivos, que establece la “preservación, mantenimiento, mejora, defensa y recuperación del ambiente y los recursos naturales, aerolitos, meteoritos, y todo cuerpo celeste ingresado a suelo chaqueño.” La Ley 4202 (Código de Faltas), que establece sanciones para todo aquel o aquellos que produzcan daños a los monumentos naturales, pongan en peligro la identidad de los mismos, “los removieren o sacaren de su ambiente natural.”
     Toda esta legislación apunta a que los meteoritos no sean removidos del lugar donde cayeron, para evitar los riesgos de deterioro o pérdida, y puesto que los cráteres, los restos producidos por el impacto en el terreno, toda la zona afectada por la lluvia meteorítica es intangible, deben ser preservados tal como se encuentran, pues se trata de un solo fenómeno, y respetando su entorno o ámbito natural. Por eso, tanto los estudios científicos como su visualización o contemplación turística sólo tienen valor cuando se efectúa “in situ” y no a través de fragmentos o piezas aisladas separadas del conjunto.


 Fundamentos culturales e institucionales.


Image Detail
Pedro Antonio Cerviño (1750-1816),
Militar, cartógrafo y matemático
hispano argentino de destacada actuación en el Río de
la Plata, uno de los expedicionarios descubridores del
"Mesón de Fierro"en 1783.

     El fenómeno cósmico denominado “Campo del Cielo” que abarca una extensa área entre las provincias del Chaco y Santiago del Estero, es un monumento natural de alto valor científico reconocido por toda la comunidad científica mundial, pero también constituye un patrimonio histórico y antropológico de señalada importancia para nuestra provincia. Desde el siglo XVI los conquistadores españoles intentaron –con distinta suerte- develar el misterio de la existencia de mineral de hierro en el corazón del Gran Chaco mediante numerosas expediciones que partieron especialmente desde la Provincia de Tucumán. La más importante fue la del marino español Miguel Rubín de Celis, junto con el destacado matemático Pedro Cerviño (poco después designado primer director de la Escuela de Matemáticas creada por Belgrano) y el coronel Francisco Gavino Arias, quienes en 1783 encontraron el “Mesón de Fierro” (de unos 13.800 kg.) y obtuvieron muestras que fueron remitidas a Buenos Aires y a España para su análisis. El material obtenido de Campo del Cielo despertó el interés del Esteban de Luca (primer poeta de la Revolución) quien al ser designado Director de la Escuela de Armas en 1816, hizo fabricar con dicho metal armas que se utilizaron en nuestra guerra por la Independencia. También realizó estudios sobre Campo del Cielo el prócer de Mayo Manuel Moreno, Andrés Bello, Pedro de Ángelis, Martín de Moussy, el sabio alemán Germán Burmeister, etc. A partir de allí fueron numerosos los hallazgos y estudios que se hicieron en el terreno y sobre los meteoritos, que sería largo enumerar aquí, hasta los descubrimientos más recientes efectuados por el científico norteamericano Williams Cassidy desde la década de 1960 con la colaboración de estudiosos chaqueños, a quienes se debe precisamente la extracción del meteorito “Chaco”, motivo de nuestra preocupación. Estos datos son suficientes para demostrar la importancia que tiene “Campo del Cielo” en nuestra historia y en la historia de la ciencia argentina, y que el Chaco comparte con Santiago del Estero, el privilegio de ser depositario de esta riqueza de alto valor científico y cultural. Por eso este patrimonio cultural exige de todos los chaqueños –gobernantes y gobernados- el máximo de respeto y cuidado cuando se trata de su manejo y preservación.



Cosmovisión de los pueblos originarios.


  
  El impacto de un eventual traslado del meteorito “Chaco” entre las etnias originarias de nuestra provincia merece consideración aparte. Aunque sus representantes y dirigentes pueden explicarlo de un modo más completo y vívido, haré algunas consideraciones. Para ellos este acontecimiento ocurrido en una época milenaria marcó a su cultura y enriqueció su cosmovisión, pues hizo surgir numerosos mitos y leyendas vinculados con el origen del mundo y del hombre, que aún hoy y pese al avance de la cultura occidental, los nutre espiritualmente Por eso el sitio donde se encontraba el “Mesón de Fierro” ocupa un lugar destacado en estos relatos legendarios que personalmente pude escuchar cuando recorrí esa zona hace muchos años, y que daban cuenta de que en tiempos muy antiguos ese lugar era un centro de peregrinaje de muchas tribus, que llegaban allí para venerar ese objeto caído de los cielos que consideraban sagrado. Concentración humana que parece estar corroborada por la evidencia arqueológica hallada en ese lugar. Aun hoy las diversas comunidades de pueblos originarios que viven en la zona de Campo del Cielo o en sus cercanías, realizan ceremonias en los distintos sitios de impacto meteorítico, estrechamente vinculadas con los ciclos vitales de su cultura. Actualmente, con los avances de los estudios antropológicos y el mayor conocimiento que tenemos de los rasgos culturales de estos pueblos, crece en la comunidad nacional la conciencia de respetar y preservar sin dañarlos o modificarlos, aquellos lugares o sitios que guardan directa relación con la vida espiritual de nuestros pueblos originarios. La Provincia del Chaco y sus gobernantes serán muy mal conceptuados, si como resultado de esta exhibición en Kessel, la comunidad internacional comprueba que se faltó el respeto y la consideración debida a estos pueblos que constituyen los testimonios vivientes de nuestras raíces ancestrales.
  No es de extrañar entonces que una parte importante de estas comunidades originarias vean con mucha preocupación el alejamiento –aunque sea temporario- de un objeto tan vinculado a su mundo espiritual y a sus creencias.

Campo del Cielo Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad.

      La intención del Sr. Gobernador de solicitar a la UNESCO la declaración de Patrimonio de la Humanidad para “Campo del Cielo”, anunciado en la reunión del 21 de Enero, es un verdadero acierto y algo anhelado por toda la comunidad del Chaco; no hay duda que sería un acontecimiento cultural trascendental para la Provincia. Por ello debemos tener muy en cuenta las recomendaciones de la Convención sobre la protección del patrimonio mundial cultural y natural firmado en la 17ª. reunión de la  Conferencia General de la UNESCO realizada en París del 17 de septiembre al 21 de octubre de 1971, que en su Título II, Artículo 6, apartado 3 establece, entre otras cosas, que “Cada uno de los Estados Partes en la presente Convención se obliga a no tomar deliberadamente ninguna medida que pueda causar daño, directa o indirectamente, al patrimonio cultural y natural de que tratan los artículos 1 y 2…”  El traslado del meteorito “Chaco” sacándolo de su ámbito natural dentro del “Campo del Cielo”, podría afectar y dificultar seriamente las gestiones que el Gobierno del Chaco realizase ante la UNESCO en el sentido expresado

Respuesta desde Alemania.

     Ante una presentación efectuada por el Presidente de la Fundación Ambiente Total, Sr. Jorge Castillo, la Directora Artística de Documenta Carolyn Christov-Bakargiev respondió que esa organización decidió suspender el requerimiento del aerolito a la exhibición de Documenta en Kassel en virtud de la oposición y las discusiones generadas por el proyecto, y para no ir en contra de los deseos de los pueblos originarios que son sus tradicionales custodios. Es decir que por lo menos desde la entidad solicitante la cuestión está resuelta en la buena dirección y favor de los reclamos que partieron desde distintos sectores de nuestra comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada